Propuesta

Problemas Filosóficos en Psicología
Presentación

La materia propone una travesía por el mundo de las ideas y los conceptos filosóficos desde la mirada que interesa a la psicología.
Este camino se inicia, como no puede ser de otra manera, a partir de una serie de interrogantes, porque si bien no se puede decir inequívocamente como nació la filosofía, la misma surge a partir de la inquietud del saber. Si hoy conocemos a la filosofía a través de este término es porque los griegos utilizaron el de Philosophia para hablar del amor a la sabiduría.
Esta práctica se inicia en un tiempo histórico no muy preciso que por convención se considera que puede fecharse en el año 585 a. C., cuando Tales de Mileto pudo predecir un eclipse de sol. Pero no es difícil pensar que la misma tiene un punto inicial en la turbación del saber y particularmente en la necesidad del conocimiento de sí mismo. Esta interrogación por dicho conocimiento, que estaba inscripto en el templo de Delfos como conócete a ti mismo, tiene su contrapartida en la tragedia donde lo que prevalece es el conflicto. Sófocles en Antígona expresa irónicamente que“hay muchas cosas extrañas en el mundo pero, no hay nada mas extrañas que el hombre”. La noción de ser es de por sí extraña y la relación dificultosa con el lenguaje agrega una fuente de complejidad a esa pregunta acerca de él.
Pero al mismo tiempo que filosofía surgió como una necesidad del conocimiento, también en gran medida se propuso como una terapéutica por la apetencia de vivir mejor. Todas las preguntas que pueden tener relevancia en la filosofía tienen alguna relación con esto: ¿que es el ser?, ¿cual es la relación con la palabra? y fundamentalmente ¿qué es el sujeto en la modernidad? ¿qué se puede decir de la subjetividad en la actualidad?¿que es la posmodernidad y que implicancia tiene sobre el sujeto? Cada una de estas preguntas tienen una fuerte implicancia con la acción práctica y al mismo tiempo todos estos interrogantes tienen su importancia para la psicología, tanto en el terreno de la investigación como en el de la asistencia.
El programa de la materia implica un camino que invita al estudio de una serie de nociones que tienen una incumbencia inicial con la filosofía y que encuentran un punto de familiaridad con la psicología, aunque con una óptica diferente teniendo en cuenta la delimitación de un campo disciplinario que tiene nociones en común pero que es particularmente disímil.
Los aportes del conocimiento filosófico son fundamentales para la formación de un profesional de la salud. De hecho en la psicología hay una gran cantidad de conceptos que provienen de la filosofía y que posteriormente se han integrado a dicha disciplina. Por ese motivo, es sumamente importante que el alumno tenga acceso a esas nociones para que pueda discernir lo que pertenece a una y la otra disciplina. Esto le aportará un buen grado de esclarecimiento y de integración en su formación.
Por ese motivo se han tomado en cuenta los contenidos mínimos que se esperan de esta materia: temas y problemas de la psicología a través de la historia de la filosofía.; el problema del sujeto a partir de su constitución en la filosofía moderna; el problema de la verdad y el saber en la filosofía moderna; la cuestión ética y la filosofía práctica.
Para desarrollar esta propuesta se tomarán como eje algunos puntos de la historia de la filosofía en relación con el sujeto y se desarrollarán los conocimientos básicos de la misma relacionados con la psicología: el problema del sujeto en relación con el lenguaje, el conocimiento y el pensamiento ético. En este sentido, el estudio se centrará en el sujeto como eje del conocimiento racional que tiene su auge en la modernidad.
En un dialogo con la práctica psicológica se podrá interrogar la propuesta de pensar las alternativas en la época actual y la pertinencia de proponer un sujeto del deseo como lo hace el psicoanálisis.
Por otro lado, en la medida que se postula la idea de un sujeto que está en relación con el discurso y la acción en el terreno de la polis, se propone un pasaje y exploración de esta temática por los ámbitos de atención en salud con el sentido de constatar los discursos y dispositivos que se sostienen en la asistencia profesional.
La posibilidad de poder ofrecer un análisis crítico por la persistencia de discursos hegemónicos de la ciencia positiva y de los órdenes del poder-saber requiere que se pueda atender esa problemática en función del efecto que propone la práctica institucional. Por tal motivo proponemos, además del desarrollo teórico, la opción de la práctica en Hospitales de la Ciudad de Buenos Aires para asistir a presentaciones de enfermos y tener la oportunidad escuchar del discurso del padecimiento y las posibles respuestas desde la ética que habita en los diferentes dispositivos de la Salud Mental.

Deja un comentario

Visit Us On FacebookVisit Us On Twitter